Disfrutando al aire libre

Las cosas son como son y no como nos gustaría fuesen. No podemos controlar lo que ocurre, igual que no podemos ser responsables de lo que hagan los demás, y solo podemos ser responsables de nuestros propios actos y nuestras propias respuestas a los actos de los demás y a las circunstancias de la vida.

 

Por ello, es importante aceptar lo que la vida nos traiga y dejar de reaccionar para aprender a responder, a dar nuestra propia respuesta auténtica y sincera, no solo la reacción automática que nos sale. Reconocer y asumir esta responsabilidad es primordial para poder tener mayor control y libertad sobre nuestras propias vidas. De esta forma podemos ser más y mejor nosotros mismos y cultivar, progresivamente, más autenticidad.

¿Qué podemos hacer?

  • Cultivar la observación

  • Tomar distancia de nuestros pensamientos, para dejar de creernos todo lo que pensamos.  

  • Cultivar la aceptación

  • Trabajar el mindfulness y la respiración como herramientas para ganar en control, libertad y autenticidad.

  • 2. Mindfulnes

Tu concepto o percepción de la realidad no es la realidad. Cuando quedas atrapado en tus percepciones e ideas, pierdes la realidad (Tchit Nhat Hanh).

 

La mente está activa la mayor parte del tiempo y le encanta vagar por el pasado, o adelantarse al futuro. A este estado de pensamiento, se le llama estado de rumiación y es probablemente la causa y no solamente la consecuencia de la infelicidad. El estado de atención es lo que surge  de estar presentes, con propósito, de forma abierta y amable en el momento presente y sin juzgar. Al cultivar el mindfulness, adoptamos una posición neutral como si fuésemos un observador externo.

// El presupuesto de bienestar de Nueva Zelanda 

Image by Liam Shaw

En Nueva Zelanda se promueve el bienestar a través del presupuesto mediante el establecimiento de prioridades sectoriales.

Nueva Zelanda entiende el bienestar como “el estado en el que las personas son capaces de llevar una vida plena con un propósito, equilibrio y significado”. Este país ha introducido las lentes de la felicidad mediante la elaboración presupuestaria. El libro del Presupuesto del Bienestar (1) reconoce que «tomar las mejores decisiones para las generaciones actuales y futuras requiere mirar más allá del crecimiento económico por sí mismo y considerar las implicaciones sociales, ambientales y económicas en conjunto». Esta visión se desarrolla a través de tres acciones acompasadas:

  • Rompiendo los silos de los departamentos y trabajando a través del Gobierno en la evaluación, desarrollo e implementación de políticas que mejoran el bienestar.

  • Centrándose en los resultados que satisfacen las necesidades de las generaciones actuales al mismo tiempo que se contemplan los efectos a largo plazo que afectarán a las generaciones futuras.

  • Monitoreando el progreso a través de indicadores amplios del éxito, que incluyen la salud de las finanzas, los recursos naturales, a las personas y las comunidades.

 

El desarrollo del Presupuesto del Bienestar de Nueva Zelanda contempla los siguientes pasos:

  • Comprender el bienestar, estudiando sus niveles por grupos e identificando a los más desfavorecidos.

  • Establecer prioridades sectoriales que se desea abordar:

    • Salud mental de toda la población, pero en especial de los menores de 24 años.

    • Bienestar infantil: reducción de la pobreza infantil e incremento del bienestar infantil, incluyendo la gestión de la violencia familiar.

    • Apoyo a las aspiraciones de los pueblos maorí y pasifika mediante el aumento de sus ingresos, capacidades y oportunidades.

    • Construcción de una nación productiva: apoyo a la prosperidad de la nación en la era digital mediante la innovación y la creación de oportunidades sociales y económicas.

    • Transformación de la economía: creación de oportunidades para los negocios, regiones y comunidades en el tránsito hacia una economía sostenible y de bajas emisiones.

    • Inversión en Nueva Zelanda.

  • Analizar el impacto en el bienestar de cada programa. Las iniciativas se evalúan en función de unos resultados e impactos anticipados sobre 12 temas diferentes tomando en cuenta consideraciones económicas, sociales, ambientales y culturales y adoptando una visión a largo plazo de los resultados intergeneracionales.

  • Manejando el presupuesto disponible sin considerar la reasignación de partidas.

 

También está previsto evaluar los resultados, a través de indicadores en ámbitos como la salud, el medioambiente, la identidad cultural, las conexiones sociales y el bienestar subjetivo.

 

La irrupción de la Covid congeló las nuevas iniciativas en las áreas de gasto prioritarias anunciadas en la Declaración de Política Presupuestaria de 2019, aunque fueron retomadas en los presupuestos de 2021 (2)

Los posibles programas se analizan  anticipando el bienestar que van a generar en la ciudadanía.

(1) Gobierno de Nueva Zelanda (2019). The wellbeing Budget 2019. https://bit.ly/3vIyQBD
(2) Gobierno de Nueva Zelanda (2021). The wellbeing budget 2021: securing our recovery. https://bit.ly/2W2P8Z3