Disfrutando al aire libre

Las cosas son como son y no como nos gustaría fuesen. No podemos controlar lo que ocurre, igual que no podemos ser responsables de lo que hagan los demás, y solo podemos ser responsables de nuestros propios actos y nuestras propias respuestas a los actos de los demás y a las circunstancias de la vida.

 

Por ello, es importante aceptar lo que la vida nos traiga y dejar de reaccionar para aprender a responder, a dar nuestra propia respuesta auténtica y sincera, no solo la reacción automática que nos sale. Reconocer y asumir esta responsabilidad es primordial para poder tener mayor control y libertad sobre nuestras propias vidas. De esta forma podemos ser más y mejor nosotros mismos y cultivar, progresivamente, más autenticidad.

¿Qué podemos hacer?

  • Cultivar la observación

  • Tomar distancia de nuestros pensamientos, para dejar de creernos todo lo que pensamos.  

  • Cultivar la aceptación

  • Trabajar el mindfulness y la respiración como herramientas para ganar en control, libertad y autenticidad.

  • 2. Mindfulnes

Tu concepto o percepción de la realidad no es la realidad. Cuando quedas atrapado en tus percepciones e ideas, pierdes la realidad (Tchit Nhat Hanh).

 

La mente está activa la mayor parte del tiempo y le encanta vagar por el pasado, o adelantarse al futuro. A este estado de pensamiento, se le llama estado de rumiación y es probablemente la causa y no solamente la consecuencia de la infelicidad. El estado de atención es lo que surge  de estar presentes, con propósito, de forma abierta y amable en el momento presente y sin juzgar. Al cultivar el mindfulness, adoptamos una posición neutral como si fuésemos un observador externo.

// Felicidad y ciudades

Image by Amin Hasani

Las ciudades con mayores niveles de bienestar subjetivo se encuentran en los países escandinavos, que también ocupan los lugares más altos en el ránking de países.

Son muchas las preguntas que surgen en torno a la felicidad y las ciudades: ¿cuál es el nivel de bienestar de las ciudades y cuáles son los factores que más lo condicionan? ¿Cómo ha cambiado el bienestar a lo largo del tiempo en las ciudades? ¿En qué ciudades del mundo se observan los mayores niveles de bienestar?  

 

Este ranking se ha realizado en base a las respuestas sobre los niveles de bienestar subjetivo obtenido preguntando a las personas participantes que evalúen su vida en una escala de 0 a 10 (1). Como se aprecia en la siguiente figura, la parte alta del ranking la ocupan mayoritariamente países de Escandinavia, que como vimos en la sala sobre los factores de condicionan la felicidad de un país, son los países que ocupan los puestos más altos en el ranking. Por otro lado, en la parte baja del ranking, se encuentran ciudades situadas en países con mayor diversidad geográfica, especialmente en África y el Oeste Medio en contextos de inestabilidad política, conflictos armados y problemas de terrorismo.

 

En este estudio también se ha analizado cómo los habitantes de distintos países y ciudades anticipan la satisfacción con la vida a futuro. En este caso, varias ciudades escandinavas se sitúan también en la parte alta del ranking y sorprendentemente, aparecen otras ciudades de América Latina y el Caribe, en concreto de Costa Rica, Panamá y Colombia. Cabe destacar que las 10 ciudades en la cabecera del ránking perciben que su bienestar en el futuro será mayor que el actual. Sin embargo, las ciudades que se encuentran en las partes más bajas del ránking siguen siendo las mismas que las que ocupan los puestos actuales.

tablas_feliceslab_4.png

En la siguiente figura se muestra cómo en los países de altos ingresos, el bienestar en las ciudades es superior a la media del país cuando las puntuaciones con bienestar subjetivo son bajas, tendencias que tienden a igualarse en las partes altas del ranking. Esta tendencia está muy alineada con la paradoja entre pueblos y ciudades que hemos visto en la sala anterior.

graficos_web_feliceslab_2.png

Los niveles de bienestar subjetivo tienden a ser más elevados en las ciudades que en los países en los que se encuentran, aunque existe tendencia a que converjan en el tiempo.